Cuento: La navidad de la sirena

Hola amigos!! En el día de hoy les traigo el cuento de La navida de la sirena. Una tierna historia llena de amor y comprensión. La leemos juntos?

La navidad de la sirena

Capítulo 1:

Había una vez una sirena llamada Perla que vivía en un arrecife de coral ubicado en una gran bahía. A Perla le encantaba asomarse a la superficie para mirar lo que se descargaba de los barcos que allí anclaban.

Un día arribó una gran embarcación que llevaba inscripto el nombre de “El lobo marino” de la que se bajó un niño corriendo a chapotear a la orilla mientras su padre descargaba, junto a los demás tripulantes, lo que traían en el barco. Juan, el niño, llevaba consigo dos pequeños ratoncitos, uno en cada hombro, de los que se había hecho amigo en el barco y a los que les había puesto el nombre de Pipo y Fifo.

Capítulo 2:

La sirena decidió acercarse a saludarlo para preguntarle qué era eso que bajaban del navío. El niño respondió que eran árboles de Navidad para el festejo que se aproximaba y le contó todo acerca de aquella fiesta. Perla quedó maravillada imaginando lo que el niño le iba contado: las luces, la comida, los regalos y la alegría de la fiesta en sí.

Juan la invitó a que participara de la fiesta junto a su mamá Sirena y su papá Tritón. Perla muy entusiasmada aceptó y nadando se fue por entre las olas a reunirse con ellos. Mientras cenaban les contó todo acerca de su encuentro maravilloso aunque se sentía un poco triste porque no sabía cómo podrían estar fuera del agua para asistir a dicho evento.

Los papás de Perla recordaron la existencia del hada mágica de las aguas que concedía cualquier deseo. La llamaron por el caracola-teléfono para ver qué podía hacer.

Capítulo 3:

El hada acudió muy pronto a su llamado y luego de escuchar atentamente la historia de la pequeña sirena le entregó un collar que era mágico y que otorgaba cualquier deseo por única vez en la vida con una duración de un día entero.

Perla se puso muy feliz y sin pensarlo dos veces deseó que ella y sus papás pudieran asistir a la fiesta de Navidad en la bahía fuera del agua.

Juan y sus padres los acompañaron todo el evento enseñándole sobre sus tradiciones. Ambos niños intercambiaron bonitos regalos hechos por ellos mismos. Perla le regaló un collar realizado de ostras, piedras de colores y estrellitas de mar y Juan le regaló un frasquito que tenía dentro un pequeño pino navideño decorado con adornitos coloridos que al moverlo parecía que caía nieve.

Capítulo 4: La navidad de la sirena

Cuando llegó el fin de la fiesta se comenzaron a despedir y la familia de Juan les dijo que el próximo año no debían dejar de ser quienes eran para poder asistir a la celebración sino que ellos se adaptarían para incluir a todos los seres vivos del agua.

Así fue como todos los años se comenzó a realizar la fiesta en una isla en medio del mar con una palmera decorada llena de luces y ornamentos brillosos. Alrededor de la isla se asomaban todas las criaturas marítimas. La familia de Juan también todos los años comenzó a participar en el mismo lugar de La Fiesta de las Burbujas que organizaban los seres acuáticos. Qué bonito es compartir e intercambiar costumbres!

… Y colorín colorado este cuento se ha terminado!!

Bueno amigos!! Hasta aquí llegamos el día de hoy! Espero que te haya encantado y que lo puedas compartir

Si te ha gustado puedes visitar la sección de cuentos de mi web

Hasta pronto!! Bye!!

Imagen tomada de este link

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. You need to be a part of a contest for one of the best websites on the internet. I am going to highly recommend this blog!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *